Letras Liberteñas

JOSÉ MARÍA GONZÁLES VÉRTIZ

Escribe: Blasco Bazán Vera

José María Gonzáles quien nació en la ciudad de San Pedro de Lloc el año 1826. Tío del ilustre escritor, también sampedrano, don Ezequiel Gonzáles Cáceda. Gonzáles, en sus años mozos, ayudaba a escribir la correspondencia del párroco de su ciudad don Francisco Bustamante de quien “recibió buenas pesetas”, a decir del mismo escritor. Frecuentaba la casa parroquial a leer “El Comercio” que en aquel entonces era el centro de inquietudes intelectuales, políticas y comerciales.Cuando el 19 de septiembre de 1842, el Coronel Rufino Torrico pasó por San Pedro de Lloc, ya Gonzáles era amanuense de su tío Manuel Vértiz, Gobernador de la hoy capital de la Provincia de Pacasmayo.

José María Gonzáles era muy cariñoso con los niños y presuroso a favorecer al desposeído. El día que Tomás Santalla, habilísimo mecánico, desertó de la nave norteamericana “Eduardo” que visitaba aguas pacasmayinas, inmediatamente, Gonzáles, le brindó asilo y hospedaje. Santalla a cambio de ello se enroló en la causa libertadora contra las fuerzas españolas y en base a su oficio hizo útiles los inservibles cañones con los que el coronel Lizarzaburu (peruano), enfrentó al coronel Torrico.

José María Gonzáles fue maestro de escuela por eso supo comprender, como pocos, las necesidades de la educación en la Provincia de Pacasmayo.

En 1868, apoyado por el coronel José Goyburu y con el voto unánime del pueblo fue a ocupar una curul parlamentaria en nuestro Congreso de la República destacándose como luchador en la defensa de los intereses del pueblo, por más de 27 años.

Fue este sampedrano quien, formando de la minoría parlamentaria, combatió hidalgamente el contrato Dreyfus y las negociaciones del inglés Enrique Meiggs.

Durante la Guerra del Pacífico formó parte del Congreso de Huancayo. Fugitivo al principio, mas luego tomado preso y encarcelado en la prisión de San pedro de Lloc, su pueblo, comenzó a escribir en este tétrico lugar su hermoso libro titulado “La Provincia de Pacasmayo, cuarenta años atrás” (1882).

Gonzáles fue un inquieto intelectual. El año 1860 funda en su lugar natal el periódico “El Demócrata de Pacasmayo” al cual sostuvo con su peculio todo el tiempo de su existencia. De su pluma salieron sustanciosos artículos sobre la historia y la vida social de las gentes pacasmayinas de ese entonces. Su libro “Pacasmayo 40 años atrás” reúne una nutrida información sobre la historia regional que ha servido de fuente principal para elaborar futura monografía y estudios sociales. Este libro ofrece a la historia nacional y a las tradiciones locales, una relación minuciosa y verídica de los episodios heroicos de nuestras contiendas civiles, acaso no bastante conocidas y que prestan ancho campo a la contemplación patriotera. Describe a grandes y reales rasgos, lo que era la sociedad pacasmayina en la que muchos de sus miembros fueron autores principales de los sucesos que se derivan en pro de la Independencia Nacional.

Habla de la producción agrícola. De los “señoritos” de aquellos tiempos, de los “blancos” divididos por edades: “Los de piel blanca y vieja” y “Los de piel blanca y niña”. Entre los primeros menciona a Vicente Goyburu, Santiago Rázuri, José Agustín Esteves, José Cayetano Vértiz, Juan José Álvarez, Manuel Calderón y otros; entre los segundos a: José Bernardo Goyburu, Santiago de la Fuente, Manuel Vértiz y José Sevilla Escajadillo, este último, años más tarde sería uno de los más grandes filántropos peruanos y quien siendo Diputado Nacional sustentó en el Parlamento Nacional el pedido que elevó a la calidad de Héroe a su tío el Coronel José Andrés Rázuri Esteves llamado “El Genial Desobediente” que convirtió la derrota de la Batalla de Junín en triunfo el 6 de agosto de 1824. También menciona a Casimiro Rázuri, José Colens, Pedro Soto y Manuel Goyburu éste último fallecido en el naufragio del 28 de abril de 1840 cuando tripulaba la goleta “Francisca” por los mares de Sechura en unión de su compañero de viaje y de infortunio, Manuel Rosas.

“...Cuarenta años atrás” narra las viejas costumbres de la idiosincrasia provinciana de San pedro de Lloc. De ese lazo de unión franco y abierto que dio fama a los sampedranos por todos los pueblos de La Libertad, “Unión”, anota José María Gonzáles “Rota horrorosamente años más tarde por el demonio de la discordia”.

En este interesante libro, se describe al legendario cura Francisco Bustamante, párroco de San Pedro de Lloc, quien desempeñó papel importante en los sucesos políticos de ese entonces. “Era un cura, narra Gonzáles, de unos 60 años de edad. Más bien alto que de mediana estatura. Descarnado. De mirada torva. De pocas y sustanciosas palabras. De andar acompasado. Muy aseado al vestir. Muy delicado al comer, aunque sumamente parco. De despejada inteligencia. Pasiones muy vivas. De carácter altanero y dominante. Tenía el mejor caballo de la provincia, el pellón más fino, echo por Briceño quien fue traído especialmente del distrito de San José, Provincia de Pacasmayo a que lo trabaje bajo la vigilante mirada del cura. Pariente del que fuera Presidente del Perú Rufino Echenique. Amigo del General Nieto quien murió siendo Presidente de la Suprema Junta de Gobierno del Sur. Asimismo del General Juan José Salas a quien le obsequió su hermosa vajilla de plata de su uso personal y del Coronel Lizarzaburu, persona muy influyente de ese tiempo, en todo el departamento de La Libertad”.

El libro narra hechos históricos, precisando nombres, fechas y lugares como el episodio que tuvo como protagonista al Coronel José María Lizarzaburu en el suceso de “Pueblo Viejo” de Paiján quien, horrorizado (Lizarzaburu), por la entrada a la ciudad de Trujillo de su cuñado que había sido hecho prisionero y que venía con los pies engrillados junto a otros prisioneros, se lanzó contra los opresores, libertó a los prisioneros y los trajo a San Pedro de Lloc, originando que se le persiga y castigue por semejante osadía. Aquí surge el cura Bustamante brindando ayuda a Lizarzaburu quien unido a la voz de acción de José Goyburu, acuerdan hacer frente a la situación y definirla por las armas; acción que torna en triunfo, aplacando a los perseguidores de Lizarzaburu y a la vez dando comienzo a uno de los tantos episodios legendarios y valientes de nuestros antepasados paisanos.

“PACASMAYO, CUARENTA AÑOS ATRÁS”, es un libro fascinante y conmovedor. Con gran acierto se narran hechos sucedidos durante las constantes guerras civiles de esos años tales como: “Los sucesos del valle de Chicama”, “Acción de armas en troche” y el último capítulo que don José María Gonzáles titula “La tragedia” donde la reflexión moral que arranca este episodio permite no extendernos más en esta ingrata tarea que queda para que las autoridades de la Región saquen una publicación especial de todo el libro. “PACASMAYO, CUARENTA AÑOS ATRÁS” es un libro de vital importancia para la juventud estudiosa de la Provincia de Pacasmayo y de toda La Libertad, pues por la pluma de este escritor sampedrano logramos conocer que el ínclito Coronel José Bernardo Goyburu el último paladín que sobreviviría de la generación de San Pedro de Lloc, sufrió una caída del caballo cuyas consecuencias lo condujeron al sepulcro.

Además hay que agregar que con fecha 15 de enero de 1893, José María Gonzáles da respuesta a una carta que le cursara el historiador huamachuquino Nicolás Rebaza Cueto, alcanzándole los datos que mediante carta del día 13 de diciembre 1892. Rebaza le pedía conocer acerca de los sucesos que tuvieron lugar en la provincia de Pacasmayo en pro de la Independencia. Más tarde don Nicolás Rebaza Cueto dirá que su libro “Anales del Dpto. de La Libertad en la Guerra de la Independencia”, tuvo, para escribirse, el apoyo de Gonzáles. Pero, podrá observarse en la página 66 “Anales...” don Nicolás anota: “sensible es no conocer el nombre de los otros seis diputados para bendecir la memoria de estos patriotas mártires del deber”. Este vacío es cubierto años más tarde por la “Monografía Histórica de Pacasmayo”, escrita en 1925, por el otro escritor sampedrano Federico Vértiz Salcedo al hacernos conocer que esos diputados fueron los SS.: Andueza, Quezada, Arce, Ortiz de Zevallos, Colmenares y Ferreiros”.

Con justa razón a don José María Gonzáles se le puede considerar como el iniciador de las Letras y Periodismo y más aún, como “EL PATRIARCA DE LAS LETRAS PACASMAYINAS” en honor a sus emociones, sus andanzas, sus directas participaciones, que sin duda alguna lo ubican como el portaestandarte de La Literatura del Valle del Jequetepeque.

José María Gonzáles, falleció el 11 de enero de 1897 en San Pedro de Lloc a la edad de 71 años.

2 comentarios:

luiyhin dijo...

Hola don Blasco …podría darme el dato de cómo puede adquirir o encontrar el libro Pacasmayo cuarenta años atrás de José María Gonzales …espero respuesta ..saludos desde San José de PACASMAYO

luiyhin dijo...

Hola don Blasco …podría darme el dato de cómo puedo yo adquirir o encontrar el libro Pacasmayo cuarenta años atrás de José María Gonzales …espero respuesta ..saludos desde San José de PACASMAYO